“Nos Criticaban Porque Hacíamos Las Rutas Escalando En Top”

Helmut Kocking es un escalador de gran trayectoria, viene de ser Juez General en las Clasificatorias para el Panamericano de Escalada de Guayaquil y nos contó sobre lo que vivió en el momento en que la escalada comenzó a alejarse de la cima de la montaña y surgió la primera competencia de Escalada Deportiva en Chile hace 20 años.

El “Koko”, como lo conocen sus cercanos, comenzó escalando en 1984, cuando tenía 21 años de edad, en el Club El Físico, donde conoció lo que era escalar una montaña y tuvo sus primeros acercamientos a la escalada en roca.

Los únicos referentes que habían con la escalada deportiva en la década de los ochenta eran los escaladores en revistas como la Desnivel, Climbing y Rock and Ice que eran las más conocidas, por lo que había que suscribirse para que te enviaran la revista vía correo.

En esa época nos poníamos patas de colores y cintillos para parecernos a los escaladores que salían en los artículos.

Sus amigos del club iban a entrenar las maniobras de escalada con arnés, cuerda y sistema para asegurar al sector llamado “Las Palestras”, ubicado en el Cajón del Maipo, con el objetivo de ejercitar la práctica para luego escalar grandes paredes (Big Walls) o aplicar lo aprendido al momento de subir a la cima de una montaña y tener que escalar por la roca en algunos tramos. “Mi amigo me llevaba poco a escalar, lo llamaba los viernes en la noche para ver si iba o no, por que no tenía con quien ir y tampoco equipo de escalada” nos contó el Koko.

En 1988 algunos escaladores del Club Alemán Andino fueron a Córdoba, Argentina y compitieron en la primera competencia a la que llamaron Sudamericano de Escalada y al año siguiente dieron el primer paso para lo que hoy conocemos como Escalada Deportiva en nuestro país, donde la meta ya no era llegar a la cima de la montaña, sino que llegar a las cadenas del Top de una vía.

El Koko fue de los primeros escaladores que no quiso seguir haciendo montaña y se quedó haciendo Escalada Deportiva junto a unos amigos: “Nos criticaban porque hacíamos las rutas Escalando en Top y después las punteábamos y eso era mal mirado para la época” nos comenta.

La visión del Koko fue de un deportista, estaba estudiando educación física y junto a sus amigos se percataron de poder entrenar la fuerza y técnica escalando en Top y luego el desafío era poder puntear la vía desde el comienzo. Para el Koko “era la mezcla perfecta entre el área deportiva y la vida al aire libre”.

Era la mezcla perfecta entre el área deportiva y la vida al aire libre.

Así fue como Helmut Kocking vivió los comienzos de la escalada deportiva en Chile, donde fue criticado, pero a pesar de ello pudo participar del primer Campeonato de Escalada Deportiva organizado en nuestro país, en Rengo, un lugar histórico para los escaladores de todo Chile.